lunes, 12 de febrero de 2018

SEMANA 06



Sábado: hoy decidimos juntarnos unos amigos para ir hasta un intensivo a soltar unas perdices y unos faisanes. Pasamos un buen día en magnífica compañía, echamos unas cuantas risas compartiendo anécdotas de la pasada temporada y alguna que otra aventura de alguno. La climatología acompañó y el comportamiento de las piezas fue óptimo, así que tanto chuchos, como paisanos tuvimos que afinar ¡jejeje!




Domingo: último día de la presente temporada y para despedir disfruté de una mañana muy entretenida; donde las perras, en especial Xana, me brindaron unos cuantos lances, pero el indio hoy no tenía el arco bien calibrado ¡jejeje! La primera de la mañana tres tiros y a criar, debería haber caído en el primero, en el segundo y en el tercero; además no fui capar de volver a echarla, las perras creo que llegaron a reírse ¡madre mía lo que se me fue! Otra seis o siete levantes, puesta de todas las formas posibles por las perras y o salía tapada, o no estaba ya, o levantaba larguísima… siete tiros en total y ni pluma le toqué. Otra que me puso Xana en un pinar malísimo, me costó un triunfo acercarme a la muestra, y sólo conseguí ver la arcea medio segundo; de segundas los collares de ambas perras sonaron durante un buen rato, pero esta vez me quedé en un claro y esperé a ver si se confundía, no se dio el caso ¡jejeje!  Hoy Xana tenía el día, no como el dueño, y quiso brindarme otra oportunidad para no cerrar la temporada con un blanco, menos mal que aproveché la ocasión y pude hacerme con ella, después de un sobresaliente trabajo de Xana, y porque no decirlo, un buen tiro mío ;-)


miércoles, 7 de febrero de 2018

SEMANA 05



Sábado: entramos en la recta final de la temporada y viendo la previsión meteorológica para los próximos días, puede que el final, sin recta ;-). A pesar de la buena temporada que hemos tenido, se nos está atascando un poco el cierre, no están saliendo bien las cosas….seguimos echando alguna que otra arcea, pero no se dejan engañar ¡jejeje! Bien es cierto, que las que llegaron a estas alturas está claro que no fue de casualidad. Por la mañana Pepín echó una arcea, pero imposible arrimarse a ella; ni él, ni los perros… Por la tarde echaron otra, más astuta aún….ni dejarse ver. Dos muestras muy fijas de Orange y Wolf,  de segundas mismos protagonistas y con la ayuda también de Sira y Megan. Mientras tanto yo estaba detrás de otra arcea que me tuvo entretenido buena parte de la tarde. De primeras pone Brisa, Xana y Pirlo patronean, según estaba colocado la vi muerta, pero intuyo que ya les había pegado un bote, porque una vez rompieron la muestra, la vi levantarse unos diez metros por detrás de las perras, tapada con la vegetación, así que me dejó con la miel en la boca. Seguí en su busca y esta vez, se levantó sola unos metros por delante de los perros, que quizás pudieran haber hecho algo más. De terceras vi quedarse en muestra ambas perras, Pirlo pasó por delante medio metro y frenó en seco, parecía que a la tercera iba la vencida….y así fue, ni verla…..y me ganó la batalla. Hoy otro rosquito ;-)



Domingo: guapo día para cazar hoy ¡jejeje! ¡vaya día! Menos mal que por lo menos estuvimos entretenidos detrás de alguna picuda. La verdad que la primera no se hizo mucho de rogar, nada más adentrarnos en el monte, me avisa mi amigo que se había levantado una arcea unos metros más abajo, pero no conseguimos dar con ella de nuevo. Seguimos en ruta y un rato después suena el collar de Xana, a penas un par de pitidos y la arcea levanta vuelo, consigo abatirla, cobro complicado, por los pelos no se nos queda encolada en unos escayos. Minutos después, es el collar de Cleo el que comienza a sonar; se unen a ella Vito, Xana y Pirlo; rompen la muestra, guían otro poco, fijan de nuevo; aquí creo que Pirlo apuró un poco demasiado y la arcea levanta vuelo, un tiro del socio y otro par míos; pero se nos va. Vamos en su busca y pronto Vito pone y su dueño cumple con el lance. Entrada la mañana los perros localizan otra arcea, pero es una de esas, que sabes de antemano que o se confunde…o libra, porque el pinar donde la pusieron, era cien por cien favorable para las arceas, y así fue. Pone Cleo, patronean Vito, Xana y Pirlo, llegamos bien y viendo toda la jugada, nos colocamos, rompe un poco Pirlo, vuelve a fijar y…fin de la historia ¡jejeje! sólo nos había dejado un par de regalitos en forma de mierda. Luego cambiamos de zona y por suerte dimos con otro par de arceas que nos tuvieron entretenidos toda la tarde. La primera nos ganó la batalla, no conseguimos ni encarar. Y la segunda gracias al buen trabajo de Cleo y Xana, que la aburrieron y nosotros que somos un poco cabezones; después de cuatro levantes a muestra de las perras sin poder verla ni una vez, dentro de un pinar infernal; a la quinta mi compañero, de un excelente disparo, se hizo con ella. Y con esta arcea pusimos punto y final a la jornada, y puede ser que a la temporada.

lunes, 29 de enero de 2018

SEMANA 04



Sábado: no hubo fortuna en la jornada de hoy, mala elección del cazadero, al menos en el de por la mañana, sólo un torcaz que se despistó un poco hizo que apretase el gatillo y no hubo acierto, así que na…. Y los compañeros ni siquiera, así que mala mañana. Por la tarde yo tuve algo más de suerte que ellos, pero tampoco estuve fino. La primera la encontró Xana y Pirlo, patroneo, no durante mucho tiempo, pero en este caso la arcea ya no estaba. De segundas Xana la volvió a encontrar en un mal sitio para mí, pero excelente para la arcea; esta vez Pirlo aguantó la muestra bien, pero fui yo el que la lio; una vez colocado, dude,  me moví y la cagué; me eché demasiado encima de la arcea y no pude tirar de mano, cuando quise tirarle tapada…. De terceras, la pusieron ambos perros, pero sólo la escuché salir, cuando Pirlo la apuró en exceso. Y a última hora de la tarde, Brisa puso rastros de una arcea, pero no estaba, aunque la perra no había participado hasta ese momento, se la curro y volvió a ponerla de segundas; haciéndome correr un rato para llegar a asistir; Pirlo patroneo a la perfección y pa cagarla ya estaba yo; que no supe colocarme, una vez más hoy, y la arcea me la lio pudiendo tirar sólo un tiro y sin fortuna. Sin tiempo para más tuve que retornar al coche, no quedaba mucho día ya. Ellos para otra zona no vieron nada tampoco, aunque les pareció mover una.

La percha de la jornada.....

SEMANA 03



Jueves: este año tuvimos la fortuna de nuestro lado y nos tocó una cacería en la Reserva Regional de Caza del Sueve, marco inigualable para la práctica de la caza de la arcea en Asturias. Una jornada excelente donde pudimos disfrutar de numerosos lances y conseguir el cupo con cierta facilidad. Si bien es cierto, muchas de las arceas vistas no daban muchas oportunidades a la escopeta, apeonando bastante y saliendo tapadas; pero los chuchos sí que lo pasaron en grande, un fantástico día de entreno para ellos. Lástima que una lesión en una pata impidió que Levín participara hoy y puede que chupe banquillo lo que resta de temporada. Por destacar alguno de los lances disfrutados, una que puso Cleo, la arcea aguantó mucho y cuando salió, estaba claro que quería morir, franca para mí, franca para Toño y franca para Pepín, una vez abatida, el cobro fue lo más complicado y el que apretó el gatillo le tocó trepar ;-) Otro lance bonito fue el primero de la mañana; los collares de Xana y Cleo comienzan a sonar y mientras nos dirigíamos a la muestra, Pirlo pone y rompe rápido entrando al acebo, salen dos arceas y no podemos tirar a ninguna. Finalmente hoy terminó poniendo y patroneando alguna arcea bien, aguantando y sin acelerarse, pero le está costando y de vez en cuando tengo que “recordarle” la lección. Lo dicho…un buen día de caza, en una excelente compañía.


Xana y Cleo con arcea
Cobro complicado para los perros ;-)
Buen cobro de Pepín
Sábado: hoy empezamos tarde y tuvimos que terminar pronto, debido a imprevistos familiares.  La jornada no dio para mucho, nosotros echamos una arcea que debería haber chamuscado, a pesar que supo escoger la ruta de escapada, Xana la puso bien y Orange hizo lo propio, pero se la jugó a ambos y a nosotros, de todas formas probé suerte con un par de tiros, pero no hubo fortuna. Pepín por su parte pudo disfrutar de un par de lances con un bando de perdices, que trabajó muy bien la joven Sira, que cada día que pasa nos tiene más ilusionados.