martes, 21 de noviembre de 2017

SEMANA 46



Miércoles: hoy teníamos cacería de perdices en la Reserva, cortesía de nuestro amigo y compañero, Pepín. La verdad que el cazadero era precioso y la climatología ideal para una jornada de caza en la montaña, pero lo que escasearon fueron las perdices; parece que no ha sido un buen año ni siquiera en la reserva. Pocos bandos y con pocas perdices. Conseguimos echar un par de bandos, consiguiendo abatir de uno de ellos una perdiz Pepín y otra Aitor, la que me correspondía a mí, sólo se fue asustada ¡jejeje! El bando nos lo puso a huevo Wolf, que tuvo una buena actuación en el día de hoy; ya que fue el encargado también de poner el otro bando que echamos, auxiliado por Vito. En esta ocasión Pepín consiguió descolgar otra perdiz. Entre medias una arcea nos tuvo entretenidos a Aitor y a mí; gran trabajo de Vito, que la localizó en un escobal bastante malo para acceder nosotros, aunque conseguí acercarme bastante y tener una buena posición, si no es Aitor, se nos va, porque hoy no era mi día con la escopeta.



Jueves: segunda y última visita para mí al Saja de la temporada, buen lote, buen día y con buenas expectativas, aunque se fueron desvaneciendo según transcurría la jornada. Dos sordas echadas y rastros de otra, un bando de perdices que al menos nos tuvo un rato entretenidos, a pesar de no poder cazarlas, sí que les vino bien a los perros; Levín y Xana pusieron los rastros frescos, luego puso el bando Levín, y en otro par de ocasiones las puso sueltas, lo dicho, una hora muy animada y donde el perro las trabajó muy bien. Antes de las perdices, eché una arcea que sólo pude escuchar el pla,pla,pla decidí ir en su busca hacia delante, pero se había tirado ladera abajo, dieron cuenta de ella otro par de cazadores, que la habían visto hacer la jugada (eso me dijeron cuando me crucé con ellos). Más entrada la mañana el collar de Xana comenzó a sonar ladera arriba y después de un rato (me llevó más de lo previsto localizarla) llegué a la zona y ya estaba Levín también en la faena, salió la sorda y pude hacerme con ella de un disparo, buen lance de Xana. El resto de la jornada, un rastro y poco más. Aitor por su parte, daba cuenta de un par de arceas por su coto y alguna más que libró.


Cleo, Orange y Fabio con su recompensa.










Sábado: jornada más animada la de hoy, con varias arceas echadas, en algunos casos varios levantes y bastantes tiros infructíferos por mi parte, menos mal que el resto estuvo más acertado que yo ¡jejeje! La primera del día nos tuvo entretenidos un buen rato (si era la misma, pueden haber sido dos) siete levantes y a criar, con solo opción de tiro en dos ocasiones y no en buenas condiciones; la verdad que se la curraron bien tanto Levín como Xana, sobre todo la perra que la puso en un par de ocasiones que ya no contábamos con ella. La segunda, después de dos levantes, sí que fue abatida por Pepín. Luego nos fuimos abriendo y repartiendo un poco más el cazadero, echando varias arceas más y pudiendo hacernos con otras cinco; después de un gran trabajo de los perros. Pepín en la parte más baja del cazadero, gracias a Wolf, disfrutó de tres bonitos lances, en los cuales pudo hacerse con las tres arceas vistas. Aitor y un servidor ladera arriba, también estuvimos entretenidos detrás de otras cuatro arceas. La primera fue levantada por el joven Fabio, aunque sospechamos que anteriormente había estado Xana con ella, habíamos escuchado un par de pitidos del collar y luego la perra desaparecida un rato; volvimos a echarla de segundas, pero sin opción al tiro, solo la escuchamos levantarse y desaparecida. Otra arcea nos comió cinco tiros, menos mal que Aitor atinó cuando ya se iba, excepcional cobro de Fabio y buen trabajo de Levín que la había planchado. La cuarta fue puesta por Xana, en un sitio que, o se confundía al salir, o libraba; y así fue, libró. De segundas la puso Vito, en esta ocasión pude tirarle una vez, aunque no era un tiro franco y claro está…volvió a librar. Con la última del día nos pareció echarla, por como vimos los perros, pero la verdad no vimos nada, de segundas libró un tiro mío y otro de Aitor, pero a la tercera fue la vencida, y pude abatirla a muestra de Levín, cobro de Pirlo; que no aportó nada en todo el día…todo sea dicho; está un par de pasos por detrás de su hermano Fabio. Muy contento con el trabajo de hoy de Xana y Levín.



Domingo: hoy la jornada de caza fue reducida por compromisos, pero la mañana estuvo aprovechada, viendo dos arceas y consiguiendo hacerme con ambas; una de ellas después de cinco levantes y unos cuantos tiros…. (Cholo, haz pedido a Trust; que no tengo claro que me alcancen los que tienes en stock si sigo así de fino con la escopeta). Si bien es cierto los perros no estuvieron finos, Pirlo en su línea, pero Bimba no estuvo nada acertada hoy y la que parece que pide la prejubilación a voces, es Brisa, inexplicablemente no es capaz de aguantar más de dos/tres horas de caza, la niña mimada de casa y hasta hace poco la mejor perra que había pasado por casa, da asco en le monte. La temporada pasada estuvo muy floja y esta, de momento, va a peor. Aun así, realizó un buen cobro con la primera arcea, después de haberla liado entre todos. Y con la segunda la puso en el tercer levante y la cobró en el lance final. Hoy Pepín y Aitor dedicaron su jornada a la montaña, las perdices les tiran mucho y hay que aprovechar mientras el clima lo permita.



lunes, 13 de noviembre de 2017

SEMANA 45



Martes: hoy nos tocaba cacería en el coto de Cantabria, y la verdad…el viaje, tanto de ida, como el de vuelta sin novedad; el pincho al término de la jornada, excelente y poco más puedo contar. Respecto a lo cinegético NI RASTRO, los perros trabajaron bien, pero nada de nada. El monte parece que está en buen estado después de las lluvias recientes, al menos la superficie; pero los robles tienen muchísima hoja y muy verde, parece que estamos en verano. Quizás le faltan unas semanas para la zona, es cierto, que nunca habíamos ido tan pronto…veremos que acontece en próximas escapadas.


Jueves: un día más tras la dama y de momento, a cuenta gotas para nosotros. Hoy conseguimos descolgar una agachadiza y una arcea, lo que vimos. Si bien es cierto, con dos bonitos lances protagonizados por Orange con la agachadiza y por Cleo con la arcea. Con la agachadiza, no tenemos claro cuanto tiempo llevaría puesto Orange, pero mucho…cuando nos dimos cuenta que faltaba, nos fijamos que estaba puesto en una orilla de un prau con monte bajo, nos dirigimos al perro y esperábamos a la hermana mayor, pero fue la pequeña; que por cierto maté de un buen disparo, raro pa’ mí. El lance con la arcea, comenzó con una muestra de Xana en una zona donde estaba lleno de rastros de una arcea, pero no la vimos, en la rebusca, cuando ya la dábamos por pérdida el collar de Cleo comenzó a sonar y en su dirección nos dirigimos, cuando llegamos a la perra, nos colocamos y esperamos que la arcea levantase vuelo, cuando esto sucedió Aitor se encargó de que no volase mucho ¡jejeje! Excelente trabajo hoy durante toda la jornada de la pequeña Cleo.
 
Sábado: mal día el de hoy, contábamos con echar alguna arcea más, parece que había algo de movimiento estos días, pero una vez más parece que las esquivamos… Sólo conseguimos echar una arcea y ni un rastro más en todo el día. La arcea nos la puso Xana, tanto Pepín, como yo llegamos bien a la perra y cubrimos bien; todo apuntaba a arcea al chaleco; pero fallamos una pandereta imposible de fallar; increíble lo que se nos fue, aunque lo peor es que nos quedamos ambos con la sensación que se iba pinchada y no conseguimos volver a dar con ella, ni viva, ni muerta….una lástima, más aún cuando fue la única oportunidad de la jornada.